• Del 2015 al 2017

Durante el año 2015, el Estado español es la primera vez que se incorpora al proyecto europeo, siendo Tarragona la única ciudad participando por parte del Estado. Forman parte del mismo otros 7 países de la Unión Europea: Malta, Turquía, Francia, Portugal, Lituania, Italia y Grecia, desde sus administraciones locales y departamentos de juventud.

Siguiendo el modelo Islandés, en noviembre de 2015 se pasaron 2.500 cuestionarios a todos y todas las adolescentes de 15 y 16 años estudiantes de todos los Institutos públicos y concertados de Tarragona.

Del total de los 2.500,se escanearon como válidos por el estudio comparativo 2.058, que eran los nacidos en los años del estudio (1999 y 2000). Así Tarragona fue la ciudad que presentó mayor número de cuestionarios y una muestra casi del 100%. El número total de cuestionarios fue de 6.516, repartidos entre las 8 ciudades participantes.

Al mes de marzo de 2016, el centro de investigación islandés ICSRA, presentó en Tarragona un primer análisis de los resultados de las 8 ciudades. En una primera comparativa, pudimos constatar que respecto al tabaco estábamos un poco por debajo del resto de ciudades europeas, pero no así respecto al alcohol y el cannabis, donde estábamos ligeramente por encima.

Otra comparativa se pudo hacer con las estadísticas que el Plan Nacional sobre drogas hace cada dos años, de las que la Generalitat extrae los datos para toda Cataluña. Para hacer-se una idea: el número total de encuestas pasadas por el Plan Nacional en Cataluña es de 2000. Con el programa europeo, conseguimos sólo en Tarragona más cuestionarios validados que en toda Cataluña. Por lo que respeta a los resultados, estos no distaban mucho el resto de Cataluña ni del Estado Español, pero la diferencia radica en que ahora tenemos una radiografía exhaustiva de las condiciones de vida y hábitos de los adolescentes tarraconenses divididos por centros escolares y por barrios. En cada uno de estos barrios podemos cruzar las variables que sean necesarias para extraer cuidadosas conclusiones sobre los factores de riesgo y sobre todo los factores de protección que correlacionan con los consumos de drogas y otras conductas de riesgo para minimizar los primeros y potenciar y favorecer los segundos.

Con estos primeros resultados, establecieron una alianza de colaboración con el Departamento de Antropología, desde el Medical Anthropology Research Center y la Cátedra de Inclusión Social de la Universitat Rovira i Virgili, que durante este año y medio han desarrollado estudios en profundidad con un cruzamiento exhaustivo de muchas variables, para tener una diagnosis cuantitativa por centros escolares y barrios.

En verano de 2017, la Universidad obtuvo una beca de investigación otorgada por el Centro de investigación de la FAD: Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud que le ha permitido continuar con el estudio cualitativo de los datos de la encuesta a través de la realización de foco grupos con los adolescentes que contestaron la encuesta, otros grupos con profesionales que trabajan con ellos a primera línea y grupos mixtos de profesionales y adolescentes. Los resultados se presentarán a la primavera del 2018 y vendrán a completar la radiografía cuantitativa con un diagnóstico cualitativo.

En paralelo, desde el área de Servicios a la Ciudadanía, a través del Servicio de Prevención de las Adicciones, se ha contactado con todos los agentes claves involucrados en la educación y la promoción de la salud de los menores y adolescentes de la ciudad. Estos han sido:

Dentro del mismo Ayuntamiento:

Departamento de Juventud

Departamento de Educación

Departamento de Políticas de Igualdad

Instituto Municipal de Servicios Sociales

Patronato Municipal de Deportes

Centros Cívicos

Promoción de la Salud

Otras administraciones y entidades:

Departamentos de Salud y de Educación de la Generalitat

Colegio Oficial de Psicología, Delegación de Tarragona

Colegio Oficial de Farmacéuticos

Juegos del Mediterráneo

Fundación Smart City

Assexora’tgna

Asociación Komando Nits Q

Directores de los centros escolares

Asociaciones de Madres y Padres de la ciudad

El objetivo ha sido y es (seguramente a lo largo del proceso se añadirán otros) encontrar la complicidad de estos agentes claves para desplegar el abordaje comunitario que permita fortalecer los factores de protección, creando entornos más seguros y saludables por los menores y adolescentes.

La respuesta de todos ellos ha sido muy positiva. El cierto es que tener en nuestras manos una fotografía del que está pasando en nuestra ciudad y, concretamente, qué es el que pasa en cada barrio para poder discutir conjuntamente sobre los posibles abordajes de manera participativa y democrática, ha sido muy alentador para todo el mundo.

El reto está al desarrollar este abordaje comunitario de una manera escalonada, por barrios, consiguiendo la sostenibilidad en el tiempo de las propuestas y la evaluación de las mismas.